La garantía de por vida de Detumando es total. Ello significa que cuando compras un mando DTM y se lo vendes a un cliente, éste te lo puede devolver en cualquier momento por cualquier avería. Simplemente le cambias el circuito por uno nuevo. Nos lo envías y te enviemos un circuito nuevo a cambio.

No importa si ha dejado de funcionar por un uso normal o incluso por no cuidarlo. Si tu cliente dice que no funciona, es suficiente para que le cambiemos el circuito por uno nuevo.

En ese caso, la garantía de por vida de Detumando, cubre cualquier tipo de desperfecto: Caída, atropello, arrojo por la ventana, baño con el mando en el bolsillo o incluso por martillazo. Parece que estamos exagerando pero no es así. Son casos que ocurren y nuestros clientes pueden dar fe que la garantía de por vida de Detumando es así y la cumplimos.

En ningún caso se reparan los mandos devueltos. En todos los casos se entrega al cliente un circuito nuevo del mismo modelo.

La forma de cumplir con esta ventaja cualitativa es que cuando un cliente final llega al establecimiento de uno de nuestros clientes como tu, con un mando que supuestamente no funciona, el ferretero, cerrajero, zapatero le cambia el circuito por uno nuevo. Obviamente ambos deberán ser marca DTM / DETUMANDO.

Cuando nuestro cliente, dispone de 3, 5 o las unidades que desee, nos los envía a Detumando, SL y le reponemos los circuitos por nuevos.

Los circuitos recibidos, amparados por la garantía de por vida, No se reparan, se sustituyen por NUEVOS.

La garantía de por vida NO incluye la carcasa, la pila, la anilla, el mosquetón o los botones.

Se aprovechará un envío de un pedido a nuestro cliente para devolver los citados mandos cubiertos por la garantía de por vida de Detumando.

Recomendamos a nuestro cliente, que no ponga en duda la palabra de SU cliente final, con la garantía de por vida, cualquier motivo que el cliente final aporte como motivo de la devolución será aceptada.

X